domingo, 15 de septiembre de 2013

AHORA SEGURO QUE TE VEO!!

Hace unos días charlaba con un amigo que estaba desesperado porque le habían rechazado en un trabajo, a pesar de haber pasado una primera entrevista. Yo le comenté que no desesperara, que la cosa está difícil y que quizás hubiera alguien que encajara mejor en el perfil del trabajo pero que, no se desanimara ya que siendo una persona sobradamente cualificada, sin duda alguna pronto le iban a llamar de alguno de los trabajos a los que se había presentado.

Mi sorpresa vino cuando me dijo que en realidad el Director de RRHH le había hecho mención al perfil que se "dibujaba sobre él en las diversas redes sociales". Un par de fotos y otros dos comentarios (en verdad nada acertados), habían hecho que su proceso de selección se quedara "en agua de borrajas".

Todo ello me lleva a pensar en el cuidado que debemos tener cuando publicamos alguna información sobre temas comprometedores, en el cuidado y selección de las  fotos que publicamos.. Nosotros, los profesionales del Social Media también tenemos nuestros perfiles públicos y es muy fácil que, según las opiniones que manifestamos, los amigos que tenemos en la red.. generemos una imagen de nosotros mismos un tanto distorsionada de la realidad. También está claro nuestro deber de ser honestos.Pero no nos debe sorprender el hecho de que haya empresas que al mirar nuestro perfil, no apuesten por nosotros sino por otros Social Media.

En el caso de amigo el mejor consejo, borrar cualquier foto poco recomendable (aunque hiciera un año de su publicación) y algunos comentarios de poco gusto. Algo muy importante a tener en cuenta... no realizar ninguna publicación después de haber tomado "un par de copitas de lo que sea". El alcohol desinhibe y en ocasiones nos hace hablar o escribir de más..

Existe tanta información sobre nosotros en internet que verdaderamente "hay que andar con pies de plomo".

¿Te ha pasado algún caso parecido? ¿Cónoces a alguién que se encuentre en un caso similar?







13 comentarios:

  1. Hola, Esther

    No me ha pasado algo así aún, y si me han descartado para procesos de selección por lo que se ve en mis perfiles sociales, pues entonces no eran puestos para mí.

    La primera regla que debe privar en nuestros perfiles sociales es la honestidad, y luego de ella mucho de sentido común.

    Es por ello que manejo un perfil personal y otro profesional, sencillamente para diferenciarlos plenamente y que se entienda (si hace falta que se entienda) que uno soy yo como persona y otro como persona que trabaja.

    Es una recomendación que hago a todo el mundo. La honestidad es obligatoria y no opcional. El sentido común es necesario... muy necesario.

    ResponderEliminar
  2. En redes sociales todo está expuesto, a la vista de cualquiera, y nuestra actividad define nuestra trayectoria y nuestra personalidad. Los que las utilizamos como una herramienta de trabajo, sobre todo, debemos tenerlo muy claro. Como dice Joel Pinto, tiene que prevalecer el sentido común.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Marta, las Redes sociales son como nuestra segunda casa.. ;) Un beso!!

      Eliminar
  3. Que tengan eso en cuenta... parece que olvidan que somos personas.

    ResponderEliminar
  4. Buen articulo Esther. Buen consejo el de Joel

    ResponderEliminar
  5. Buena llamada de atención Esther ¡ A veces hay que recordar que las redes son más publicas de lo que queremos creer. Es importante diferenciar lo que es el perfil profesional y lo que es perfil personal, aunque ¡¡¡ mucho ojo¡¡, cualquiera de ellos te puede jugar una mala pasada ¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Cristina, cualquiera de los dos perfiles puede ponernos en un compromiso! Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  6. Comparto totalmente vuestras opiniones. Las empresas utilizan cada vez más las redes sociales como captación de personal porque es un recurso muy útil para obtener información que de otra forma no obtendrían. No nos olvidemos que nuestras publicaciones y actualizaciones de estado son un reflejo de nuestra personalidad, conviene cuidarlas muy mucho.

    ResponderEliminar